Fue aquel septiembre donde me sentí
Más solo que ayer
Y tu corazón se apagó
En ese instante mi alma se fue
Contigo también
Y tu voz se apagó

No entiendo por qué
Tuviste que irte sin decirme adiós

Y siempre fuiste
Mi absurda obsesión
En esos momentos tan inolvidables
Y siempre fuiste
Mi tonta ilusión
Todas las estrellas ya no nos iluminan
Como ayer

Y extraño su aquella agridulce voz
Que se perdió
En el eco de mi corazón

No entiendo por qué
Tuviste que irte sin decirme adiós

Y siempre fuiste
Mi absurda obsesión
En esos momentos tan inolvidables
Y siempre fuiste
Mi tonta ilusión
Todas las estrellas ya no nos iluminan
Y siempre fuiste
Mi absurda obsesión
Mi tonta ilusión
En esos momentos
Tú siempre fuiste
Mi tonta ilusión
Mi absurda obsesión

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *